Una familia en el bosque.

Había una vez un bosque lleno de animales maravillosos. En el bosque vivían conejos, ciervos, ardillas y muchos otros animalitos. Todos ellos eran amigos y se cuidaban unos a otros.

Un día, llegó un grupo de cazadores al bosque. Traían armas y querían cazar al zorro para llevárselos a casa y vender su piel.

Los animales del bosque se dieron cuenta del peligro en el que estaba el zorro y se reunieron para discutir qué hacer ante la adversidad como una familia que eran. El ciervo sugirió que todos se escondieran en un lugar seguro. Pero la ardilla dijo que eso no era justo, que no deberían tener que esconderse en su propio hogar.

Entonces, el conejo tuvo grandiosa idea. Les propuso a los demás animales que trabajaran juntos para engañar a los cazadores y evitar que lastimaran a sus amigos, toda la familia animal armaron un plan para ahuyentar a los cazadores, ardillas, los conejo, el zorro, el pajarito, el ciervo, y cada uno de ellos trabajaron en conjunto en el plan.

Los cazadores estaban buscando al zorro, un pajarito que rodeaba la zona los vio y le pasó la voz a todos los animales y muy rápidamente, entonces se puso en marcha el plan de los animales comenzaron a correr, hacer bulla y saltar en diferentes direcciones, confundiendo a los cazadores y haciéndolos pensar que había muchos más animales en el bosque y habían también animales salvajes.

Mientras tanto, un grupo de ardillas corrían hacia el campamento de los cazadores y les robaron sus armas, y provisiones escondiéndolas en un lugar seguro.

Los cazadores, confundidos, sin provisiones y sin armas, finalmente se rindieron y se fueron del bosque sin hacer daño a ningún animal.

Los animales del bosque celebraron juntos su victoria y se sintieron felices y seguros sabiendo que podían confiar en sus amigos y trabajar juntos para protegerse mutuamente. Desde ese día en adelante, los cazadores nunca volvieron a molestar la paz de la familia animal del bosque.

¿Deseas más capítulos sobre animales en el bosque?

Deja un comentario